Noticias

11 Nov 2019
BIONOR, la Cooperativa Bioquímica de Reconquista, cumplió un año.

A comienzos del 2018, un grupo de profesionales del norte santafesino, apoyados por el Centro Bioquímico de Reconquista, comenzó a moldear una idea superadora respecto a las alternativas de procesamiento de muestras analíticas de alta complejidad que había en la zona.

Ellos tenían una visión muy clara, y las convicciones muy fuertes: las muestras NO son solo “tubos rotulados”, que se procesan en bloque de forma masiva. Por el contrario, sabían que detrás de cada una de ellas, habían personas que dependían de esos resultados para obtener un diagnóstico médico certero.

Los recursos no sobraban, pero si las ganas y voluntades. Fue así, que en septiembre del 2018, el Dr. Hugo Dohrmann (presidente del Centro de Bioquímico de Reconquista), el Dr. Eladio Soldano, el Dr. Luciano Galiani y el Dr. Sebastián Porcile, visitaron las oficinas de COYA sistemas, para charlar sobre este proyecto.


Dr. Hugo Dohrmann – Presidente del Centro de Bioquímico de Reconquista

Además de la automatización de alta gama que requerían (provista por la firma Abbott), necesitaban un software que cumpla con todos sus requerimientos, entre ellos: automatización total y delegar la etapa preanalítica, casi completamente a los derivantes, para lograr tener una menor manipulación de las muestras, y transferencia de datos manuales. Pero quedaba un gran valor agregado, y el mayor desafio: transformar las muestras en historias clínicas electrónicas de pacientes.

Ese sábado de septiembre, las cartas estaban sobre la mesa y fue así cómo se comenzó a plasmar el circuito completo de la solución informática que se implementó en noviembre de ese año.

La solución era la utilización de la plataforma COYA.Net, que permitió a los derivantes ingresar sus peticiones, identificando al paciente con rótulos preimpresos, de manera ágil y sencilla. Esos datos llegan digitalmente a la Cooperativa, dónde se realiza el control y distribución de los tubos, para luego pasar a las salas de proceso.


Bioquímicos: Luciano Galiani, Melisa Marconi y Sebastián Porcile

Los equipos analizadores identifican las muestras por los códigos de barra (que los derivantes ingresaron), nuestras interfaces gestionan las peticiones y resultados con los equipos, y se registran en COYA Laboratorios. Luego, los mismos, se proceden a validar de forma automática (por reglas expertas configurables) o de manera manual, teniendo en cuenta el historial y contexto global del paciente.

Todo esto fue posible a las continuas charlas y capacitaciones que brindan los integrantes activos de la cooperativa a sus derivantes, que fue el factor principal para lograr el enorme crecimiento que obtuvieron en este primer año de vida.

Pero no se quedan quietos: actualmente están sumando dos áreas nuevas de trabajo a su potencial: Microbiología y Autoinmunidad.


Técnica Betiana Eceiza

Por último, no queremos dejar de mencionar los aportes de la responsable técnica del laboratorio, la Dra. Marconi, Melisa y la técnica Eceiza, Betiana, que junto al resto del equipo que trabaja día a día en la Cooperativa Bionor, la hacen crecer en servicio y calidad. Por otro, agradecer que nos hayan elegido para acompañarlos en este proyecto, que apuesta y ratifica que la tecnología, aunque es una herramienta indispensable, nunca debe “deshumanizar la salud”.